Las mejores novelas distópicas que anticipan el presente

¿Realidad o ficción literaria? Muchas veces la realidad supera a la ficción, incluso cuando ésta se anticipa. Las distopías son todo lo opuesto al mundo ideal de las utopías. Muy al contrario, muestran una realidad descarnada que no apetece vivir. Producciones para la pequeña pantalla como Black Mirror o El Cuento de La Criada han puesto de moda las distopías, todo un clásico de la literatura. Si quieres conocer las mejores novelas distópicas que anticiparon incluso la pandemia, sigue leyendo.

Novelas distópicas clásicas

Una de las pioneras en el género distópico es Los viajes de Gulliver. Ya en el año 1726, el autor Jonathan Swift, escribía esta novela con la que pretendía denunciar los peligros de los avances científicos. ¿Os suena de algo? Más reciente y muy conocida es 1984, con su Ministerio de la Verdad que se dedica a manipular la historia. Muchas de las cosas sobre las que escribía George Orwell en los años 1947 y 1948 se han ido cumpliendo. Algunos elementos resultan tan familiares que asustan. Lobbies que alimentan el estado de guerra permanente en favor de sus intereses particulares, ciudadanos alienados al servicio del sistema. Fahrenheit 451 de Ray Bradbury y La naranja mecánica, de Anthony Burguess son otros clásicos que destacan entre las mejores novelas distópicas de todos los tiempos.

Las distopías actuales

La autora de El cuento de la criada, Margaret Atwood, suele decir que espera que sus novelas sean distopías y no profecías. Empezó a escribir la novela en los años ochenta, cuando constató el retroceso sufrido por la segunda oleada feminista en Estados Unidos. Reagan ganó las elecciones y el poder religioso empezó a tener más peso. La emisión de la serie coincidió con el ascenso de Trump al poder, y muchas se lo tomaron como un reality show. Atwood aprovechó el tirón de la serie para publicar una segunda parte Los Testamentos, se complementa con la serie y con la primera novela para contarnos cómo se encuentra Gilead quince años después.

Novelas que anticiparon la pandemia

Sí, hay novelas que anticiparon la pandemia del coronavirus. Algunas se concentraron más en el bicho, y otras en sus efectos. Los ojos de la oscuridad, de Dean R. Koontz, se escribió en 1981 pero pasó desapercibida hasta 2020. Un virus llamado Wuhan-400 desarrollado en un laboratorio de China amenaza con cargarse la humanidad. Su mortalidad es altísima y su capacidad de contagio acelerado. Con tanta coincidencia, la editorial ha tenido que lanzar nuevas ediciones. La nada trascendente es una novela española del periodista David Pérez. La sociedad que describe también está infectada, pero no por un virus, sino por su propia existencia. El relato fue publicado un año antes de la crisis del coronavirus, y sorprende que pone de manifiesto muchos de los problemas que han aflorado con la pandemia. El colapso del sistema y el enfrentamiento social tampoco parecen conducirnos a un mundo mejor.

Reportaje sobre «La nada trascendente» en RTPA

“El autor presenta un futuro en el que la sociedad vive subyugada por la cultura de la eficiencia extrema. Un relato que recoge demasiados fenómenos que ya se están produciendo en nuestro días, como para no temer que esta distopía futurista no termine siendo inquietantemente parecida a la realidad”.

La reseña en la web.

Un teletipo enigmático

En el verano de 2015, mientras escribía La nada trascendente, me encontré por casualidad con un enigmático teletipo de Europa Press, que decidí incluir en el comienzo de la novela, porque la conecta a la realidad. Es, en apariencia, una noticia convencional sobre un incendio donde fallece un hombre de forma accidental.

Sin embargo, en el penúltimo párrafo, el autor de la pieza empieza a escribir una novela: «Testigos del suceso han indicado que el hombre, antes de fallecer, se limitó a permanecer en el balcón mientras las llamas consumían su vivienda. En ningún momento pidió ayuda ni alertó a los transeúntes del peligro que corría su vida».

En La nada trascendente, uno de los personajes más importantes es un poeta desconocido llamado Víctor Moon. Sus poemas, entre otras cosas súper raras, tienen el poder de incitar a la gente a provocar incendios.

El teletipo acaba así, con un final abierto: «La división científica de la Policía Nacional está ahora determinando las causas del incendio» .

«La nada trascendente» cuenta la verdadera historia de millones y millones de incendios como este.

Fallece un hombre a consecuencia de un incendio declarado en una vivienda de la Travesía de las Beatas (Madrid)

Publicado 19/07/2015 8:54:24

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) – Un hombre de unos 40 años de edad ha fallecido a consecuencia de un incendio declarado a primera hora de esta mañana en la céntrica Travesía de las Beatas y cuyas causas están todavía bajo investigación, según han informado fuentes de Emergencias Madrid a Europa Press. Los servicios de Emergencia han recibido noticia del incendio en torno a las 07.00 de esta mañana, declarado en un edificio de viviendas de tres pisos.

Al lugar se han desplazado inmediatamente tres dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid que se han visto obligados a entrar en el interior echando la puerta abajo al haber roto el incendio por la fachada. Los bomberos se han encontrado con un incendio muy desarrollado en el interior de la vivienda, de unos 40 metros cuadrados, y hallaron al hombre, ya fallecido, en el balcón de la misma. Posteriores intentos de reanimación llevados a cabo por efectivos de Samur / Protección Civil resultaron infructuosos. La causa exacta de su muerte todavía no ha sido determinada pero el fallecido presentaba graves quemaduras por todo su cuerpo. Testigos del suceso han indicado que el hombre, antes de fallecer, se limitó a permanecer en el balcón mientras las llamas consumían su vivienda. En ningún momento pidió ayuda ni alertó a los transeúntes del peligro que corría su vida.

El incendio ha sido controlado rápidamente sin que se extendiera a viviendas colindantes y no ha habido más víctimas que lamentar porque el resto de vecinos evacuó rápidamente el edificio. La división científica de la Policía Nacional está ahora determinando las causas del incendio.

Leer en Europa Press.